De HITS a MES: consenso sobre la detección de microembolismos

Las llamadas señales transitorias de alta intensidad (high intensity transient signals, HITS) se observaron inicialmente durante la monitorización intraoperatoria con DTC de endarterectomías carotídeas. Desde entonces diversos modelos experimentales han demostrado que los HITS son causados por material microembólico, por lo que la primitiva terminología HITS ha sido paulatinamente sustituida por MES (microembolic signals).

La detección de MES se realiza habitualmente mediante insonación transtemporal continua de la arteria cerebral media. Los tiempos de monitorización recomendados oscilan entre 30 y 60 minutos, fijando el transductor a la cabeza del paciente mediante cascos especiales para evitar artefactos de movimiento.

La diferenciación entre MES y artefactos provocados por movimientos de la sonda, tos, artefactos de deglución,... sigue siendo un desafío metodológico. Para intentar superarlo se establecieron una serie de criterios diagnósticos durante la 9ª Conferencia Internacional sobre Hemodinámica Cerebral, que fueron publicados en 1995 en la revista Stroke (ver). Son los siguientes:
  • Corta duración (inferior a 300 mseg)
  • Amplitud al menos 3 dB mayor que la del flujo sanguíneo de fondo
  • Señal unidireccional dentro del espectro velocimétrico
  • Cualidad acústica característica
Desde entonces se han hecho muchos esfuerzos para lograr métodos de detección automática de MES, todos ellos más o menos fallidos. Hoy en día el observador humano sigue siendo el gold standard para la detección de MES.

Un problema metodológico adicional, no satisfactoriamente resuelto, ha sido la diferenciación entre MES provocadas por material sólido y aquellas producidas por burbujas gaseosas. Los múltiples trabajos que han abordado el problemas han sido incapaces de obtener resultados reproducibles o no han podido ser suficientemente validados.