Rendimiento del estudio ultrasonográfico combinado carotídeo/transcraneal en el ictus agudo

Hace un año el grupo de Andrei Alexandrov publicó este artículo, que en la práctica supone una puesta al día y un paso más en la línea iniciada por su clásico trabajo sobre el rendimiento del DTC en el ictus agudo (ver).

En él demuestran que el examen ultrasonográfico en la fase aguda, combinando el estudio transcraneal con el dúplex carotídeo urgente (usaron para ello dispositivos portátiles, que posibilitaban llevar a cabo el estudio completo a la cabecera del paciente en el box de Urgencias) permitía identificar lesiones candidatas a tratamiento con una sensibilidad y una especificidad del 100%. La utilización de ambas técnicas combinadas consigue que cada una compense las insuficiencias de la otra para alcanzar tan alta fiabilidad.

Las implicaciones de estos datos son de profundo calado, como se argumenta en la discusión del artículo, pues no sólo permiten guiar las decisiones terapéuticas, seleccionado los mejores candidatos a tratamientos intervencionistas sino que, además, proporciona pistas acerca del mecanismo del ictus y permite identificar a un subgrupo de pacientes con mayor riesgo de recurrencia, y por tanto tributarios de actitudes más agresivas (ver).